Sociedad Ambiental

Red Social Ambiental Iberoamericana

Dicotomía entre el dicho y el hecho: El paradigma ambiental: “Caso de la Curva del Regimiento”

 Durante el transcurso de los primeros días de enero del corriente año, decenas de vecinos del “Barrio Santa Catalina”, que se encuentra ubicado en las adyacencias del Batallón de Ingenieros Montes 12, vienen sufriendo la contaminación sistemática del aire, suelo y tierra, es decir, del entorno en el que viven junto a sus familias.

 

 La polución, desplegada activamente (a través de sus atmosféricos que vuelcan efluentes cloacales en una cámara de registro) por la Municipalidad de Goya y; pasivamente por la firma Aguas de Corrientes S.A. (por omitir la construcción de una planta de tratamiento de dichos efluentes), repercute directamente en el ambiente natural y, pone en peligro potencial la salud de las personas que viven en el sector, (en especial, de quienes resultan más vulnerables a sus efectos, los niños).

 

Todo ocurrió cuando los vecinos del lugar comenzaron a sentir fuertes olores -nauseabundos- frente a sus viviendas, a consecuencia de la rotura de un caño maestro de los que transportan efluentes cloacales al Riacho Goya, del cual manaba el torrente de líquidos fétidos.

 

- La mecánica y/o “método de depuración” utilizado por el Municipio y una Empresa Privada de Desagote -contratada aparentemente por la repartición- es el siguiente:

 

- Diariamente alrededor de cinco (5) camiones atmosféricos -pertenecientes al Municipio y a una Empresa Privada- recorren la ciudad, extrayendo los efluentes cloacales (entiéndase: la materia fecal, heces y/o el excremento humano) de los pozos negros o ciegos y, de aquellos lugares que carecen de red cloacal.

 

- A su vez, una vez llegados al lugar en donde se produce volcamiento (Curva del Batallón de Ingenieros Montes 12), conectan una o dos mangueras -según cuál sea el atmosférico- en los agujeros que posee la “Cámara de Registro”, vertiendo luego, sin ningún tipo de tratamiento de descontaminación previo –a escasos metros de donde juegan los niños-, los miles de litros de líquidos nauseabundos, polucionando el suelo, aire y tierra y, consecuentemente, poniendo en riesgo la salud de la población del lugar.

 

- Dicha circunstancia resulta una práctica diaria, llevada a cabo en forma planificada por quienes -hoy- se encuentran demandados a raíz de ello, soslayando las reglas de la lógica y experiencia (sentido común) que, nos enseñan que no debemos arrojar desechos al río -en el caso, líquidos cloacales sin tratamiento-, pues justamente allí es desde donde se extrae el agua que nuevamente bebemos, salen los peces con los que nos alimentamos y juegan nuestros niños.

 

- Vale decir que hasta el momento, los efluentes siguen siendo vertidos en la cámara de registro que se encuentra a pocos metros del barrio, con la única diferencia de que -a modo de “solución” al problema-, la empresa Aguas de Corrientes S.A. ha desviado el curso de los líquidos hediondos a través de un caño de aproximadamente 200 mts. que desemboca directamente al río. La propia empresa admite tal “método de depuración” en su página web oficial: http://www.aguasdecorrientes.com/acsa/servicios/Cloaca.aspx

 

- Pese a que tenían conocimiento del hecho, el Intendente y los Concejales nada han hecho al respecto, a contrapelo de la “relevancia” que en actos públicos dan a la protección del ambiente. Una sola Concejal (Marta Reyes Letellier), haciéndose aparente eco de los reclamos de los vecinos, en fecha 24 de Febrero del corriente año, puso en conocimiento del  Defensor del Pueblo de la Provincia de Corrientes, Dr. Miguel Ignacio Alegre -a través de un Acta de Constatación- la situación descripta. Pero este tampoco inicio algún tipo de reclam (administrativo y/o judicial) a los responsables.

 

- Como “solución” al problema, el Municipio, mandó arrojar alrededor de tres (3) camiones de tierra sobre el lugar donde fluye el agua servida, en su intentona de “tapar” el problema, antes que brindar una solución integral al mismo.  

 

- Amen de ello, con una visión claramente restringida de lo que debe ser un ciudadano, la repartición publica califica de ilegales -no ciudadanos- a las cientos de personas que viven a la vera de la contaminación, por el simple hecho de no abonar impuestos. Llama poderosamente la atención que, en épocas de campañas proselitistas, se vea a muchos funcionarios políticos merodear por la zona afectada, con el fin indigno de conseguir ciertos beneficios políticos (votos) del sector “marginado”, a cambio de poco.

 

- No debe alertar entonces -por lo paradójico- la jauja del propio Intendente Municipal cuando se manifiesta -en actos públicos y conferencias, donde hay cámaras- a favor de la protección del ambiente, inclusive haga prometer a niños de escasa edad, que “cuidarán el agua” y “plantarán un árbol por año”, inaugurando asimismo una planta potabilizadora de agua a poca distancia del lugar de afectado y; por otro lado sea el Municipio quien arrostre la contaminación sobre las narices de las personas que viven camino al Puerto, por el simple hecho de llevar el estigma de su condición social humilde.

 

- La lógica de lo que se viene aseverando hasta aquí, seria la siguiente: “los atmosféricos extraen los efluvios cloacales de los barrios y sectores que pagan impuestos y se la arrojan a los que no lo hacen.” Es decir, la firma Aguas y el Municipio, trasladan la externalidad negativa a quienes menos tienen, a contramano de su discurso y de sus obligaciones.

 

- A raíz de ello, efectuaron sendos reclamos ante Aguas de Corrientes S.A. y el propio Municipio de Goya -a la sazón, máximos responsables del hecho trágico- sin ser oídos ni atendidos en ninguna oportunidad por autoridad alguna.

 

- Producto de la desidia demostrada por quienes deben dar una solución integral a los problemas ambientales; en fecha 18 de Marzo de 2011, la Comisión Vecinal del Barrio “Santa Catalina” -considerados personas ilegales por el Municipio, dado que “no pagan impuestos”-, patrocinados gratuitamente por el suscripto, dio curso a una Acción de Amparo Ambiental contra la firma Aguas de Corrientes S.A. y la Municipalidad de Goya, que diera génesis a la causa: Di-si Raúl Alberto c/Aguas de Corrientes S.A. y Otra y/o quien resulte responsable s/Amparo”, Expte. N° GXP 12.062/11, actualmente tramitando ante el Juzgado Civil y Comercial Nº 2.

 

- A través de la misma, se pretenden: 1) La recomposición integral del ambiente dañado, a cargo de los responsables directos; 2) La prohibición de arrojar efluentes cloacales en el sector afectado y en todo el curso del Riacho Goya. 3) La construcción de una Planta de Tratamiento de efluentes cloacales, a cargo de Aguas de Corrientes; 3) El Estudio de Impacto Ambiental a cargo del ICAA (Instituto Correntino del Agua y Ambiente); 4) El seguimiento y control sanitario de la población que padece la contaminación, a cargo del Ministerio de Salud Provincial; 5) La obligación del Municipio y de Aguas de Corrientes, de desplegar un Programa de Educación e Información Pública acerca de la polución y sus efectos nocivos sobre el medio y salud de las personas; 6) La publicación en los medios masivos de comunicación de la Sentencia que recayere -entre otras cosas-.

 

- De obtenerse -en el futuro- un resultado favorable en el proceso, la Sentencia se extendería (beneficiaría) a toda la población. Ello resulta una característica en los procesos de naturaleza ambiental.

 

- El ambiente es un derecho humano -constitucional- elemental que poseemos todas las personas por el simple hecho de ser tales. El derecho-deber -derecho a un ambiente sano y equilibrado y, deber de protegerlo- es un principio rector que nos obliga (moral y éticamente) a defenderlo, en el afán e inteligencia de que el bien colectivo nos pertenece a todos y, ergo, cualquier modificación disvaliosa en él, incide negativamente en la toda la comunidad.

 

- Parafraseando a Ricardo L. Lorenzetti (Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación): “La defensa del ambiente forma parte del contrato social que tenemos todos los individuos.” Atañe a la vida misma de la especie.

 

- A continuación, los dejo que se deleiten con las fotografías, tomadas en el lugar contaminado, que resultan más contundentes que todo lo que pueda haberse dicho en este humilde artículo.

Vistas: 107

Archivos adjuntos:

Responde a esto

COVID-19

Insignia

Cargando…

Miembros

© 2020   Creada por Mariana Garcia Torres.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio