Sociedad Ambiental

Red Social Ambiental Iberoamericana

Laura Rocha
LA NACION


El Día Internacional del Agua, que se celebrará el domingo próximo, no pasará inadvertido para las personas que viven en edificios en esta ciudad. Esta semana se lanzará una iniciativa que pretende ahorrar 1.800.000 litros de agua por día.

Se trata de una pistola que los encargados de edificio podrán adosar a las mangueras a la hora del lavado de veredas, de modo de utilizar eficientemente un recurso cada vez más escaso.

La iniciativa pertenece al sindicato que agrupa a los trabajadores de edificios (Suterh) e incluye el reparto de 100.000 adminículos que cortan la salida del agua de la manguera cuando no se la está utilizando.

"Lo nuestro es una contribución concreta y, además, el puntapié inicial para que otros sectores y la población en general tomen conciencia del problema y se hagan cargo de la necesidad del ahorro en este rubro vital que a menudo no se ve o se hace hincapié erróneamente en otros. Una canilla goteando día y noche puede llegar a perder unos 4 litros por hora, o sea, 35.000 litros por año. Ni hablar de lo que se puede ahorrar con la pistola al no utilizar, como hasta ahora, la «manguera continua» para el lavado, por ejemplo, de veredas y patios.", sostuvo Víctor Santa María, secretario general de Suterh.

La iniciativa cuenta con el apoyo de la organización Greenpeace, de la empresa AySA, responsable del suministro de agua en la ciudad y en el Gran Buenos Aires, del gremio de Obras Sanitarias y de numerosas organizaciones no gubernamentales.
Contaminación

El agua dulce es el recurso renovable más importante para la vida, la industria y la agricultura, pero la humanidad está utilizándolo y contaminándolo más rápidamente de lo que necesita para reponerse. En la Argentina 8,5 millones de habitantes carecen del servicio de agua potable.

Según cifras de AySA, si los 100.000 edificios que reciben agua en la zona de la concesión limpiaran la vereda durante 30 minutos se produciría el equivalente para abastecer a 100.000 personas.

En la Legislatura porteña se está trabajando en el tema. Aunque no se presentó oficialmente, hay un proyecto que buscará regular situaciones que hasta el momento se encuentran en un "vacío jurídico", como, por ejemplo, las autorizaciones a los desagües pluviales.

"Se contempla la posibilidad de que la ciudad autorice el vertido de efluentes líquidos en cursos de agua superficial, estableciendo expresamente la prohibición de estos vuelcos en aguas subterráneas", explicó a LA NACION Mariana García Torres, directora del Ente Regulador de Agua y Saneamiento (ERAS), quien trabajó en el proyecto. Hoy, la Capital no tiene jurisdicción en esa materia.

En tanto, mañana comienza en Estambul, Turquía, el Foro Mundial del Agua, donde los países se reunirán para que ese recurso aparezca definitivamente en la agenda política. Se prolongará hasta el 22 de este mes.

Vistas: 33

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Sociedad Ambiental para agregar comentarios!

Únete a Sociedad Ambiental

© 2019   Creada por Mariana Garcia Torres.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio